LAS CUALIDADES DEL SOL, LA MENTE Y LA LUNA

stonehenge-2294032_1920

Las cualidades divinas actúan a través del Alma y las cualidades corporales actúan a través de la mente, que es el reflejo del Alma en el cuerpo (La Luz de la Luna es el Reflejo del Sol – tal como es arriba es abajo); Les invito nuevamente a recordar esto en el curso de Mantras, Signos y Planetas donde hablamos acerca de los 7 cuerpos energéticos y de las 7 leyes espirituales… Las personas que no han accedido al curso, pueden solicitarlo a través de la página de servicio, es una información que considero importante para quienes desean hacer Terapias de Apertura de Registros Akáshicos.

El Alma tiene luz y la mente tiene lógica… Recuerden igualmente que la Luna es nuestra mente y también hablamos de ello en el Curso de La Luna y las Constelaciones Familiares…

El Alma tiene amor y la mente tiene emoción. El Alma tiene voluntad, mientras que la mente tiene deseo, la voluntad egoísta. Cuando las cualidades del Alma se imponen sobre las cualidades del cuerpo, el proceso es completo.

Y este es el simbolismo oculto detrás de la figura mítica del Señor Shiva y el Maha Shivaratri, celebrado durante una fase especial de la luna según el sistema védico…

La lógica es la lamparita de la mente, que puede ser sustituida por la brillante luz del Alma. De igual modo también, las turbias aguas de la emoción pueden ser destiladas y convertirse en las puras aguas del amor. De manera parecida puede la voluntad separatista, egoísta e individualista, ser sustituida por la Voluntad divina. El proceso se llama “la construcción del Antahkarana Sarira”.

Otra cosa que comprendemos en este contexto es que las cualidades del Alma son inmutables, insustituibles y eternas a lo largo de la Creación, mientras que las cualidades del cuerpo son siempre cambiantes y están sometidas a mutación… El cuerpo sujeto a las fases cambiantes de la Luna, más temprano que tarde será expresión viva de esos cambios y esto también guarda relación con las estaciones del año.

La Luz, el Amor y la Voluntad permanecen, mientras que los deseos, las emociones y la lógica cambian. El Alma permanece, pero el cuerpo cambia. Si observamos cuidadosamente vemos que hay una parte en el ser EL ALMA Y SUS CUALIDADES AMOR, Alma, LUZ, PODER (O VOLUNTAD) y LÓGICA, DESEO, EMOCIÓN, Mente… EL CUERPO Y SUS CUALIDADES  humanas que es eterna e inmutable y hay otra parte que es eternamente mudable. La una es estable, la otra es cambiante.

A la parte estable se la llama el ser humano, el Alma. A la parte cambiante se le llama su cuerpo. El Ser, el Alma, permanece, pero el cuerpo funciona mediante cambios. La mente, los sentidos y el cuerpo, juntos, es lo que los sabios llaman cuerpo. No hemos de perder de vista esto en nuestro estudio y comprensión. El cuerpo tiene su crecimiento y su decadencia. Tiene sus fases de nacimiento, crecimiento y muerte. Al ir creciendo pasa por la infancia, la juventud, la madurez y la vejez. Comienza con el nacimiento y concluye con la muerte.

El ser interior no tiene esas fases. Al ser se le hace creer que sufre tales transformaciones. Al niño se le dice que ha nacido en un día determinado y él se lo cree. Más tarde se le dice que ya no es un niño y que tiene que comportarse mejor, y él se lo cree. Más tarde se le dice que es viejo y él se lo cree. Alguien le dice que morirá, ¡y él se lo cree también! Y son las creencias culturales con las que cargamos hoy y que no podemos cambiarlas fácilmente a través de la simple negación, se requiere un recorrido.

El morador interior no nace y por eso tampoco muere. El aparato eléctrico puede gastarse, pero no la electricidad. Las expresiones pueden cesar, pero lo que se está expresando no cesa. Cuando la gente habla de nosotros diciendo que somos jóvenes o viejos, se están refiriendo a nuestro cuerpo, pero no a nosotros. Nuestro cuerpo puede ser joven o viejo, pero no nosotros, que somos el ser eterno. La salud o la enfermedad son para el cuerpo únicamente, pero no para nosotros. Pensar: “Estoy enfermo” es ignorancia. Pensar: “Mi cuerpo está enfermo” es conocimiento.

El cuerpo nace, crece, tiene salud, se pone enfermo y muere. El aparato es vulnerable a las reparaciones, pero la energía que funciona a través de él no lo es. Hay un Upanishad llamado ‘Katha Upanishad’ que afirma que no existe la muerte. Morir no es morir. A decir verdad, ninguno de nosotros experimenta los así llamados estadios o fases del cuerpo.

No experimentamos nuestro nacimiento. No recordamos nuestra infancia ni nuestra niñez como sucesos particulares que han sucedido en un momento del tiempo. Tampoco sabemos en qué momento del tiempo nos hemos hecho viejos. Para nosotros no existe una experiencia tan marcada si no fuera por lo que dice la gente que nos rodea.

maxresdefault

El Alma tiene amor y la mente tiene emoción. El Alma tiene voluntad, mientras que la mente tiene deseo, la voluntad egoísta. Cuando las cualidades del Alma se imponen sobre las cualidades del cuerpo, el proceso es completo.

Dr. Parvathi Kumar

MARTE DE CASA EN CASA & ASTROLOGÍA VÉDICA

febrero 2nd, 2018

Desde la Luz de los Vedas, nos acercamos a los arquetipos planetarios y nos encontramos con el fuerte Señor Marte, arquetipo de energía, fuerza, capacidad de lucha, Marte es el guerrero que todos llev...

Leer más

AHAM BRAHMASMI – MANTRAS, SIGNOS Y PLANETAS

enero 22nd, 2018

Les entrego este material a todos los que están realizando ese viaje interior, a quienes están realizando Terapias de Apertura de Registros Akáshicos, a quienes solicitan “El Estudio Védico Inte...

Leer más