VISIÓN Y SUPERVISIÓN

Tenemos una visión de la vida, nuestras experiencias y la relación directa que tenemos con el todo, estamos unidos indefectiblemente a nuestra sociedad y creemos que somos libres, realmente estamos anillados y es la importancia de Saturno en nuestras vida…

Saturno gobierna sobre nuestra estructura, no solo nuestra estructura física, también nuestra estructura mental y ésta es la que genera las diferentes realidad concretas… Saturno es nuestra realidad concreta.

Pero el Sol como Saturno son importantes en nuestra natividad como significadores de éxito, brillo, realización, metas alcanzadas, logros… Es la razón por la cuál debemos considerar al Sol y a Saturno en todo momento, porque nosotros percibimos nuestra realidad a través de los Cinco Sentidos (El Sol rige sobre nuestros Cinco Sentidos)… Y como el Sol se encuentra en signos, grados, casas diferentes en cada natividad, cada persona percibe la realidad de forma muy íntima…

tarot-870922_1920

La debilidad o fortaleza de nuestro Sol es imprescindible para realizar nuestro recorrido interior a través del Camino del Fuego…

El Camino del Dharma es el Camino del Fuego según la Cultura Védica; actuar con Rectitud, hacer Acción Correcta, ser honestos y especialmente actuar con “ÉTICA” es realmente transitar un camino, el Otro Camino.

Muy pocas personas están dispuestas a transitar el Otro Camino; esto también tiene relación con aquellos dos caminos, de los cuales habló nuestro Maestro Jesús y que nada tiene que ver con riqueza o pobreza, no en el estricto sentido material, como es interpretado en las religiones…

Así que el Sol es la luz de la Consciencia, todo lo que tenemos consciente, todo lo que sostiene nuestra realidad; pero nosotros debemos reconocer esto desde aquello que los Vedas llaman Mente Superior (Manas – Buddhi)… Y en este proceso de RE-conocimiento actúa también Saturno, colocándonos frente a nuestras propias limitaciones y además haciendo que más temprano que tarde seamos responsable de la actitud que hemos tomado frente a esas limitaciones.

Una visión realista de lo que acontece en nuestra vida, nos lleva a pensar que Saturno es el causante de todas nuestras penas… Saturno en mal estado cósmico no nos ayuda a consolidar nuestras metas de vida, la vieja era nos habla de la culpabilidad de Satan (Saturno)… la vieja era nos dice que el problema es del otro, el problema es de la sociedad, de la esposa, del esposo, de la familia, de los amigos…

En la Nueva Era no tenemos escapatoria, lo Nuevo se impone sobre lo Viejo y dando continuidad al mito – Saturno (Cronos) castró a Urano – por lo que Saturno nos enfrenta a nuestros limites en la Era de Acuario, si deseamos libertad, la libertad no está en los cuatro poderes que nos sostiene, la libertad en su justo concepto no la podemos encontrar en la Religión, en la Política, en la Economía o en la Ciencia, la libertad no es algo que logremos en el afuera, la libertad es producto de nuestra condición interior…

Por esa razón es tan importante RE-conocer nuestra cruz, la cruz de nuestro destino contemplado en nuestra natividad, demoler la estructura mental que nos sostiene desde esa cruz y edificar nuevas estructuras, nuevos modelos de pensamiento, edificar Cuatro Pilares, alcanzar nuestras Cuatro Metas de Vida y ser Purusha (Seres Conscientes de nuestra Divinidad)…

Esto nos ayuda a  ir de un nivel a otro, pero en espiral, ampliar nuestra limitada visión, ir más allá de los anillos de Saturno…

Bienvenidos a la Era de Acuario… Ese es nuestro gran desafío.

Diksha Mizar